La deshidratación de lodos

La deshidratación de lodos

La deshidratación de lodos es una acción que tiene como objetivo la eliminación o reducción de la contaminación de las aguas residuales, naturales y negras. La misión de esta labor es la de conseguir un agua con unas características apropiadas para un determinado uso.

Métodos de deshidratación de lodos

La calidad del agua queda concentrada en su aplicación tanto para el consumo humano como animal, por lo que se organizan en tratamientos de potabilización, depuración o el propio proceso de eliminación de lodos.

Este consta de una etapa fundamental, en la que la deshidratación mantiene los costos a un bajo control. Este proceso consiste en el secado por evaporización de residuos contaminantes en el agua, los cuales se recogen en forma de fango. Después, la deshidratación de lodos debe llevarse a cabo según el terreno disponible y los costos relacionados.

Lechos de secado

Este antiguo proceso se caracteriza por una realización práctica y sencilla, donde se usan lechos rectangulares de poca profundidad que posean fondos porosos. En la parte superior colocamos una red de drenaje subterráneo para después separar las áreas convencionales con paredes bajas, pasando el lodo hasta alcanzar una profundidad de entre 125 y 250 mm.

Filtrado de presión

Este proceso discontinuo lleva a cabo un bombeo del lodo acondicionado con presión en cámaras con telas de fieltro, las cuales retienen los sólidos y dejan escapar el líquido por las placas metálicas.

Filtrado al vacío

Este proceso se vale de un tambor giratorio y segmentado que es cubierto con tela de fieltro. Cuando giramos el tambor, la capa de lodo emerge y el aire ayuda a la deshidratación, usando después un raspador para extraer la pasta de lodo.

En definitiva, cualquier método explicado en este post nos valdría para llevar a cabo una deshidratación de lodos para disfrutar así de un agua limpia y pura.

Métodos de deshidratación de lodos

Métodos de deshidratación de lodos

El tratamiento de aguas tiene como finalidad eliminar o reducir la contaminación no deseable encontrada en el agua. Uno de los métodos que mejor conocemos es la deshidratación de lodos. El objetivo de estas operaciones es que el agua reúna las condiciones necesarias para un determinado uso. Si es para consumo animal o humano, además deben aplicarse tratamientos de potabilización.

Con este proceso logramos mantener los costes bajo control. Consiste en realizar un secado por evaporación de los residuos presentes en el agua. ¿Qué métodos existen?

Los métodos de deshidratación de lodos

Lechos de secado

Es el proceso con más antiguo, muy práctico y sencillo en su realización. Se utilizan lechos rectangulares de escasa profundidad con fondos porosos. Después, en la zona superior se coloca una red de drenaje subterráneo.

Filtrado de presión

Se trata de un proceso discontinuo. En este caso, se bombea a alta presión el lodo acondicionado en cámaras previamente revestidas con telas de fieltro. Estas cámaras retienen la materia sólida, permitiendo así que los líquidos se escapen a través de la canalización de una placa metálica de apoyo.

Filtrado al vacío en la deshidratación de lodos

El filtrado en vacío es el proceso por el cual un tambor giratorio, que se encuentra cubierto con tela de fieltro, se sumerge por partes en los lodos acondicionados. Gracias al giro del tambor la capa de lodo va emergiendo del tanque. Al mismo tiempo, el aire sale ayudando a la deshidratación. Tras ello, un raspador saca la pasta de lodo.

Centrifugación

En este proceso se utiliza un tipo de carcasa sólida. Consiste en alimentar el lodo acondicionado al punto central de la carcasa, que se encuentra girando rápidamente.

La deshidratación de lodos es un importante proceso cuya aplicación debe estudiarse en base al terreno disponible y los costes asociados.

La importancia de realizar el dewatering

La importancia de realizar el dewatering

Este es un proceso basado en la eliminación de los sólidos en suspensión presentes en fluidos no reutilizables, como lodos contaminados. El dewatering consiste en bombear el lodo y hacerlo pasar por una decantadora centrífuga que separa partículas sólidas y líquidas.

Estas son las razones por las que debemos llevar a cabo la deshidratación de lodos

Todas las plantas de tratamiento de agua residuales generan una gran cantidad de lodos, como consecuencia de la realización tanto de procesos artificiales como naturales.

Debemos quemar o recolectar y desechar estos residuos en rellenos sanitarios, proceso bastante costoso. Por esta razón, utilizamos equipos de deshidratación o secado, los cuales disminuyen al máximo posible el peso y volumen de los lodos. Llevar a cabo procesos de este tipo trae consecuencias positivas tanto para las estaciones depuradoras como para el medioambiente.

Ventajas de la deshidratación de lodos para las estaciones depuradoras

Además de reducir su contenido en agua y patógenos, uno de los beneficios más importantes de realizar este proceso consiste en el ahorro global de costes que supone para las plantas de tratamiento. Veremos reducidos inmediatamente los costes operativos y de mano de obra para llevar a cabo el manejo y la eliminación de lodos. También percibiremos un ahorro considerable en el consumo de electricidad y productos químicos.

Ventajas de la deshidratación de lodos para el medioambiente

Un volumen menor de lodos supone una disminución de la cantidad de contaminación existente y, por lo tanto, produce una reducción de los impactos sobre el medioambiente. Aunque la solución óptima que podemos abordar consiste en disminuir la carga de elementos contaminantes presentes en las aguas residuales desde un primer momento, los tratamientos sobre los lodos tienden a disminuir el impacto medioambiental. Algunos de ellos consisten en procesos biológicos de dewatering, como la digestión anaerobia, la estabilización aerobia o el compostaje.

Dewatering o deshidratación de lodos

Dewatering o deshidratación de lodos

Se denomina dewatering al proceso de separación físico-química de las fases sólidas y líquidas de los fluidos de desecho.

Este proceso se lleva a cabo para tratar en mayor medida los volúmenes de lodo en exceso. Para ello, se remueven la mayor parte de los sólidos coloidales de los fluidos de perforación.

Este tratamiento aporta una gran cantidad de beneficios. Para conocerlos mejor, los detallaremos a continuación.

Beneficios de la deshidratación de lodos o dewatering

La deshidratación de lodos aporta una serie de beneficios. Algunos de ellos son:

El costo efectivo en comparación con la acción de transporte y la disposición es positivo.

– Se consigue una mejora de la reología del lodo. Para comprender qué significa este término vamos a explicarlo. La reología es la parte de la física que se dedica al estudio de la relación entre el esfuerzo y la deformación en los diferentes materiales que poseen la propiedad de fluir. Se trata de una rama de la mecánica de medios continuos y uno de los objetivos más importante es hallar ecuaciones constitutivas para conseguir modelar el comportamiento de los diferentes materiales. Estas ecuaciones son mayoritariamente tensoriales.

– Al llevar a cabo la deshidratación de los lodos se consigue reducir el volumen de deshechos líquidos y se disminuyen los costos de disposición.

– Se reduce el consumo de agua y ello supone un menor impacto en el medioambiente.

– Este proceso está altamente recomendado en la perforación de lodo bentonitico. Esto es debido a que su efectividad de perforación es extraordinaria.

Finalmente, debemos destacar que para el tratamiento de este tipo de aguas el proceso de dewatering es muy recomendable. Tras estudiar sus características y comprobar los beneficios que se obtienen de su aplicación, no dudemos en llevarlo a la práctica y consultar las dudas que surjan al llevarlo a cabo.

¿Qué es un sistema de drenaje en aguas subterráneas?

¿Qué es un sistema de drenaje en aguas subterráneas?

Existe una solución muy eficaz para retirar agua acumulada en depresiones topográficas en el subsuelo: el sistema de drenaje. Cuando se acumulan abundantemente estas aguas, se causan graves problemas en agricultura, carreteras y áreas urbanizadas.

Pero ¿sabemos cuál es el origen de las aguas? ¿Qué otras funciones tiene este sistema?

El sistema de drenaje: origen de las aguas y funcionamiento

El origen de estas aguas puede ser:

– El escurrimiento o escorrentías en la superficie.

– La subida de la capa freática, causada por el riego de huertos o por la crecida de un río próximo.

– La precipitación acumulada en el área.

Una de las funciones más importantes de este sistema es la de controlar el perímetro del riego o la acumulación de sales en los suelos. La productividad de los suelos puede disminuir con estos problemas.

Destacamos que el sistema de drenaje está formado por una red de canales cuya misión es recoger y conducir las aguas a otro lugar, fuera de las áreas a drenar y obstaculizando la entrada de agua externa. Este sistema suele ser usado en ríos (estuarios) y en valles donde los drenajes naturales son de baja calidad.

Las redes de canales deben limpiarse, eliminando fangos y maleza para que el curso del agua no se modifique. Cuando los terrenos a drenar están en cota superior a la obra donde se quiere llevar el agua, la propia declividad del terreno puede funcionar junto a la fuerza de la gravedad.

El estudio y construcción de drenajes, clave

Para saber qué método usar para drenar el agua debemos contar con un estudio detallado, que determine el trabajo a realizar y si debe incorporarse un bombeo de agua meteórica (si el agua no puede salir naturalmente), entre otras soluciones.

Un sistema de drenaje logra retirar el agua acumulada en el subsuelo, un problema que puede afectar a la agricultura, las áreas urbanas y las infraestructuras.