El terreno de la Vega de Granada se hunde a causa de la sequía

El terreno de la Vega de Granada se hunde a causa de la sequía

La Universidad de Granada y el Instituto Geológico y de la Minería de España han demostrado a través de un análisis de las variaciones de terreno (elevaciones y hundimientos) que el terreno de la Vega se está hundiendo un centímetro cada año durante los periodos de pertinaz sequía que afecta con virulencia a esta zona. Que se hunda esta zona tiene relación a la explotación del acuífero de la Vega.

La explotación del acuífero de la Vega es la causante del hundimiento del terreno de la Vega

El seguimiento al acuífero durante 13 años ha determinado, conociendo el lugar donde se han producido los focos de aprovechamiento, que es el culpable de estos hundimientos. Además, los diferentes estudios han realizado diferentes reconocimientos geológicos del terreno gracias a la interpretación de sondeos en la zona desde la década de los 70.

Los resultados ponen de relieve que durante la sequía que azotó esta zona del año 2003 al 2009, el acuífero llegó a ser explotado con mayor intensidad en Santa Fe, Armilla y Chauchina, generando hundimientos del terreno a un nivel de un centímetro al año. Estas zonas, por otro lado, cuentan con mayor presencia de terreno arcilloso.

¿Qué ocurre en el terreno de la Vega en los periodos más lluviosos?

En los periodos con más lluvias, como el del 2011 al 2014, los hundimientos desaparecen, aunque también se detectaron hundimientos menores por obras realizadas en el entorno del Aeropuerto y Cijuela.

Estos hundimientos, de momento, no implican riesgos, pero estos podrían llegar a largo plazo. Estos terrenos son zonas vulnerables por las arcillas que, sumado a una bajada del nivel freático, pueden llegar a generar hundimientos en zonas urbanas de las localidades mencionadas anteriormente.

El terreno de la Vega se hunde a razón de un centímetro cada año. Tras diferentes investigaciones, se constató que la sequía es la culpable por una sobreexplotación de los acuíferos.

Excavaciones subterráneas en el centro de Valencia

Excavaciones subterráneas en el centro de Valencia

Las excavaciones en centro de Valencia tienen una gran complejidad: el nivel freático. Se debe tener en cuenta que, si los trabajos están lindando con con infraestructuras o construcciones, se deben realizar trabajos para minimizar posibles molestias.

El nivel freático en las excavaciones en centro de Valencia

En parte de la zona urbana de la capital valenciana se cuenta con la presencia de un par de acuíferos, diferentes y separados por estrato arcilloso con potencias que van entre los 5 y 13 metros. Los niveles piezométricos varían.

Ambos acuíferos cuentan con un tapón de arcillas, que propicia que ambos estén desconectados, haciendo que la excavación esté confinada entre pantallas y extrayendo agua sin alterar el nivel piezométrico. En estos casos no solo basta con realizar un Estudio Geotécnico: también debe estudiarse el comportamiento de los acuíferos.

Así, en primer lugar, es recomendable ubicar exactamente las cotas de diferentes estratos en el solar, midiendo los niveles piezométricos y ejecutar pozos de bombeo para trabajo de campo (siendo provisionales o aprovechándose del alivio de las subpresiones).

La importancia de los ensayos de bombeo en el nivel freático

Se deben realizar diferentes ensayos y siempre a diferentes caudales. En primer lugar se miden los niveles de agua, tanto en el interior del pozo como en el resto, que actúan como piezómetros. Tras ello, debe medirse la profundidad de estos niveles y, tras ello, se obtienen las depresiones por pocos y bombeos de un caudal Q constante.

Concluidos los estudios de alivio de presiones se deben elegir las bombas a disponer.

En definitiva, se debe contar con un Estudio Geotécnico con estudio de ingenierías¡ que lleguen a contemplar análisis en acuíferos y nivel freático, realizando ensayos del bombeo y calculando las bombas de agotamiento para los trabajos en las excavaciones y de alivio de subpresiones.