Deshidratación de lodos y control del digestor

Deshidratación de lodos y control del digestor

En el mundo existe una fuerte tendencia hacia tratar los lodos en las industrias de aguas residuales. La razón de esto es la ley europea, cada vez más estricta, que prohíbe el vertido de residuos en el entorno. Así, este lodo es un factor de coste vital para los operadores de las plantas. Eso sí, con un control del digestor se ofrecen ventajas importantes, cercanas a ahorros del 50 %, a la vez que se proporciona una fuente de energía, como el biogás.

El dewatering y el control del digestor de lodos: todos los detalles

La deshidratación de lodos y control del digestor es clave. Por ello, a continuación, detallamos cómo funciona.

Preparación y dosificación del acondicionador

Las disoluciones de los polímeros para acondicionar lodos se deben preparar para disolver en campo el tratamiento de lodos. El objetivo es lograr una correcta concentración de polímeros para obtener buenos resultados.

Mejora de los resultados deshidratantes

Debido a una concentración de los polímeros cambiante, no siempre existe una relación óptima entre sólido y polímero. Existen caudalímetros que ofrecen la posibilidad de controlar de forma avanzada la densidad del medio.

Medición de sólidos en suspensión

Los resultados de deshidratación también necesitan el control de la concentración del lodo que entra. A menudo, se usa para medir el caudal volumétrico y de sensores ópticos para detectar sólidos en suspensión.

Bacterias anaeróbicas en el control del digestor

En el proceso de digestión las bacterias se protegen contra las condiciones de procesos críticos. Esto significa que el control de todo el proceso debe garantizar los aspectos:

Temperatura constante y valor neutro de pH.

Oscuridad y falta de oxígeno.

Carga de proceso armonizada.

Tiempo suficiente de retención.

Monitorización de producción del biogás.

Con un control del digestor se logra un importante equilibrio entre las obligaciones de la ley y la eficiencia de costes.

imagen

Por qué es importante gestionar correctamente las aguas subterráneas

Por qué es importante gestionar correctamente las aguas subterráneas

Las aguas subterráneas son aquellas que están almacenadas bajo tierra, en acuíferos, en zonas rocosas del interior y que son esenciales para el funcionamiento de muchas partes de nuestro día a día. Este agua cobra excepcional importancia en épocas de sequía. Por eso, el agua almacenada y su nivel freático se tornan esenciales para que nos proveamos de este líquido la población y los campos.

En muchos países como España, la gestión de aguas subterráneas la realizamos aún de manera no controlada, con lo que se encuentra amenazada la sostenibilidad de este recurso e incluso los ecosistemas que dependen de él. Solo debemos tener en cuenta que los acuíferos aportan hasta el 40 por ciento del agua para el uso en nuestras casas globalmente. Con estos antecedentes, el reto a la hora de gestionar las aguas subterráneas es lograr fórmulas que mejoren la conservación del líquido.

Lo que hay que hacer y las soluciones

Ante esta realidad del agua subterránea y su gestión en nuestro país, empresas de agroindustria deben realizar más sondeos para lograr un mayor nivel de líquido. El objetivo es asegurar un uso sostenible del agua, ya que en estas empresas y ante la mayor necesidad, se tiende a buscar otras fuentes alternativas si no se aseguran las subterráneas. El problema derivado en este caso es que la escasez del líquido se traslada de lo subterráneo a un embalse, una cuenca o una depuradora.

Tan importante como los sondeos con sus perforaciones son los mantenimientos y la operación de los mismos. Si no los realizamos como es debido, la inversión necesaria será mucho mayor.

Debemos asegurar la correcta gestión de las aguas subterráneas para evitar el uso indebido de otras fuentes de almacenamiento sobre la superficie. La inversión y el máximo de los recursos están en juego.

imagen

La importancia de hacer un estudio de suelos confiable que detecte si hay agua subterránea

La importancia de hacer un estudio de suelos confiable que detecte si hay agua subterránea

De un estudio de suelos para construir un edificio se espera que nos facilite la tensión admisible del terreno para el asiento máximo de la construcción prevista. Por supuesto, damos por sentado que si hubiera agua estaríamos informados de ello. Sin embargo, el agua subterránea requiere algo más de atención para poder tenerla en cuenta adecuadamente.

Desde el tipo de cimentación más recomendable hasta la necesidad de prever drenajes en el proyecto, son cuestiones que dependen muy directamente de que hayamos detectado correctamente todas las particularidades del agua encontrada.

Las aguas subterráneas durante la obra

La presencia de agua afecta sensiblemente a la estabilidad de los taludes en caso de excavación. Incluso, puede requerir drenajes durante los movimientos de tierra que pueden alterar el ritmo de los trabajos.

Paralelamente, ante terrenos expansivos, mantener la humedad natural del terreno resulta crucial para evitar asientos en edificios colindantes, así como para asegurar su estabilidad en el futuro, una vez finalizada la obra.

Las aguas subterráneas en la construcción ya realizada

Determinar la cota del nivel freático resulta esencial para asegurar la estanqueidad de los sótanos de acuerdo con el Código Técnico. Para ello, suele ser necesario realizar tres sondeos con el fin de obtener un plano de estratos con el que establecer las posibles corrientes subterráneas. De ello dependerá que necesitemos una bomba de achique permanente para el sótano o, por el contrario, que sea suficiente con una impermeabilización cuidadosa o con una cámara para drenar la humedad del terreno.

Un estudio de suelos debe procurar que los sondeos que realice no alteren la cota piezométrica del nivel freático con el agua de la perforación. Debe determinar el límite entre la capa anegada y la húmeda del terreno, así como las fluctuaciones que cabe esperar y la escorrentía que pueda existir. Cuando esta información es fiable, nuestras decisiones en relación con la construcción serán las adecuadas.

imagen

Alternativas de uso para lodos tratados

Alternativas de uso para lodos tratados

Los lodos son tratados al procesar las aguas residuales y están regulados por legislaciones específicas que permiten que sean utilizados en diferentes sectores como fertilizantes. De esta manera, la calidad del lodo variará en función del agua residual inicial.

¿Cuál es la clasificación de los lodos tratados?

Los lodos se pueden clasificar de diferentes maneras:

1. En función del efluente que se trata. De esta manera, se da lugar a los lodos urbanos y a los industriales.

2. En función de la etapa en la que se trate el agua. Aparecen así los:

– Lodos primarios.

– Lodos secundarios o biológicos.

– Lodos mixtos.

Finalmente, lodo terciario.

3. Tercera y última clasificación teniendo en cuenta el tipo de tratamiento que se aplica al lodo.

– Espesamiento.

– Tratamiento estabilizador.

– Deshidratación.

¿Qué usos se dan a los lodos tratados?

Algunos de los beneficios que se obtienen en términos generales de la utilización de este tipo de lodos son:

Considerable reducción de la cantidad de patógenos existentes en los cultivos.

Capacidad de eliminación de olores con éxito.

Reducción o eliminación total de la capacidad de putrefacción de la MO.

Con frecuencia se hace referencia al peligro de contaminación de los suelos con metales pesados si se utiliza este tipo de biorresiduos. Aun así, el estudio y la práctica realizada durante años ha demostrado que fertilizar con residuos tratados, en especial, residuos compostados, produce un mínimo incremento de los metales pesados en el suelo o en las plantas existentes alrededor.

En resumen, los datos del registro nacional de lodos que son tratados indica que son totalmente recomendados para su utilización. Además, gracias a estos lodos tratados se ha logrado minimizar en gran medida el crecimiento de vertederos mientras que la incineración crece un 4 %. Datos que sin lugar a dudas contribuyen al uso y tratamiento de estos elementos.

imagen

¿Qué es un wellpoint?

¿Qué es un wellpoint?

El sistema wellpoint es un tipo de sistema de bombeo que se realiza mediante la generación de vacío. Se utiliza para controlar perfectamente el descenso de agua subterránea. Este artículo explica qué es exactamente este sistema y para qué se puede utilizar.

Características principales

Rebajar el nivel freático. Es una de las principales características de este tipo de sistemas. Se trata de una técnica que ayuda a eliminar el agua más profunda mediante una extracción continua.

Diferentes caudales. Se puede utilizar en distintos caudales, lo que es una ventaja para los diferentes usos que es posible hacer de él. Gracias a poder realizarlo con diferentes alturas, da mucho margen a la hora de trabajar en terrenos más difíciles.

Coste razonable. Es importante considerar que su coste no es demasiado elevado y, además, es un sistema muy sencillo pero también muy versátil.

Diferentes usos

Hay muchos usos para este tipo de sistema, estos son algunos de los más habituales:

Cota por debajo del nivel freático. Es muy útil para estos casos, ya que ayuda a no tener ningún problema en la excavación. Un buen ejemplo de este uso es utilizarlo en la construcción de zanjas para colectores.

Diferentes niveles. Si es necesario usar distintos niveles de succión, el wellpoint es una buena opción. Su ventaja es que no tienen ningún tipo de limitación en lo referente a la altura, un aspecto a tener en cuenta.

Baja permeabilidad. Se utiliza en estas ocasiones, uno de las circunstancias en las que más se utiliza, ya que su sistema ayuda a controlar perfectamente el flujo del agua.

El sistema wellpoint

​Se puede comprobar fácilmente que el sistema wellpoint tiene diferentes usos, además, soluciona el problema de los terrenos granulares que presentan poca estabilidad causada por el agua. Un significativo avance cuando se trata de la excavación con nivel freático.

imagen

¿Qué sabes del efecto Venturi?

¿Qué sabes del efecto Venturi?

De los sistemas drenantes, en este artículo queremos destacar el wellpoint y, especialmente, el efecto Venturi, el cual complementa a este sistema de drenante para que el terreno esté en las mejores condiciones posibles, pudiendo ser aprovechado y disfrutado por el máximo número posible de ciudadanos.

El efecto Venturi en un wellpoint

Por un lado, los wellpoints o pozos drenantes se clasifican dentro de los sistemas acordes a la desecación del terreno, algo que en inglés se conoce como ‘Dewatering’. Y es que cuando el nivel freático imposibilita la realización de una pared de excavación estable, ya sea perpendicular o con un cierto grado de inclinación, se puede recurrir a una reducción de la altura de ficho nivel de forma temporal.

Esto se consigue mediante una excavación y un futuro sistema de contención. Pero debemos hacer hincapié en el carácter de tiempo de este método, pues la construcción posterior debe ser diseñada para el trabajo total o parcial bajo el nivel freático cuando el mismo se haya recuperado.

Una vez tocado este tema, nos metemos en el propio efecto Venturi, el cual permite la extracción a mayores profundidades. Este nombre se aplica en base a su creador, Giovanni B. Venturi, quien explicó que un fluido que avanza por una circuito estancado reduce su presión y, a la vez, aumenta su velocidad al hacerlo circular por una sección menor.

No obstante, en caso que la zona de disminución de sección quede acoplada a otro conducto, se producirá una aspiración. Así, se puede aspirar otro fluido o gas para conducir una distinta mezcla con los elementos mencionados. Y todo esto suele tener, en su mayoría, aplicaciones industriales.

En definitiva, el efecto Venturi viene a ser una solución para las zonas más profundas, ayudando a que el wellpoint o pozo de drenaje pueda realizar bien su trabajo.

imagen

Diferencias entre Wellpoint y Wellpoint por inyección

Diferencias entre Wellpoint y Wellpoint por inyección

Queremos compartir contigo la eficacia del Wellpoint para rebajar el nivel freático consiguiendo las condiciones necesarias para poder construir. Además, te enseñaremos la diferencia entre el método normal y el de inyección, todo desde nuestra experiencia como Wellpoint empresa especializada.

El método Wellpoint

Esta técnica para dragar el agua del nivel freático emplea una serie de lanzas que delimitan la zona de trabajo y que no superan en ningún caso los 7 metros.

El sistema de bombeo crea un vacío que empuja el agua hasta la superficie rápidamente a través de los puntos creados con las lanzas, accesorios que suelen montarse con una separación de 1 o 1,5 metros.

Su eficacia en suelos granulados de diversa consistencia es muy alta, tanta como su utilidad para construir estructuras sencillas como sótanos o aparcamientos.

De forma muy resumida, lo anterior explica el funcionamiento de un sistema convencional o por inyección, aunque este último posee una serie de características que lo hacen bastante diferente.

Diferencias a tener en cuenta

El primer método emplea pozos de hasta 7 metros con una extensión que va de los 1,5 a los 3 metros. Por ello, su empleo se restringe en muchos casos a rebajamientos del nivel freático de poca consideración, ya que su capacidad no llega a ser tan alta como la del Wellpoint por inyección.

La diferencia, por consiguiente, estriba tanto en el rendimiento como en la colocación de las herramientas de succión. El sistema por inyección no tiene impedimento alguno en emplear bombas a diferentes alturas ni se ve limitado por los 7 metros del sistema anterior, por lo que es más versátil y productivo en actuaciones complejas.

En definitiva, el Wellpoint sencillo y el sistema por inyección son aplicaciones útiles que se elegirán siempre dependiendo de lo que haya que rebajar el nivel freático.

imagen

Riesgos y capacidades de los residuos agrícolas

Riesgos y capacidades de los residuos agrícolas

La gestión de los residuos agrícolas como el ensilado o estiércol pueden suponer una carga fuerte para las operaciones y actividades, además del medio ambiente por lo que es necesario realizar los tratamientos de efluentes pertinentes.

Por ejemplo, pilas mal administradas pueden ser nocivas y provocar amenazas para la calidad del agua y el suelo. No obstante, si todo se gestiona con éxito, lo que era un producto residual con problemas puede convertirse en un recurso con validez.

A continuación, te contamos los riesgos.

Los riesgos de los residuos agrícolas

Entre los principales, estarían los siguientes:

Patógenos en animales y plantas.

Contaminación de agua superficial.

Malos olores, nocivos para el medio ambiente.

– Requisitos de volumen y espacio, además de tiempo, energía o mano de obra.

Los residuos y los tratamientos de efluentes: capacidades del residuo

Ya que existen materiales residuales y las actividades de campo difieren de un lugar a otro, lo ideal es el desarrollo de una estrategia de gestión que se llegue a adaptar a la actividad agrícola. ¿Cuáles son las capacidades de los residuos? A continuación, se muestran las más importantes:

Volumen del material. El volumen afectará a las necesidades del equipo y las opciones de la ubicación y procesamiento del almacenamiento.

Ubicación. Se debe considerar el espacio para las operaciones, la proximidad de los residuos y el suelo.

Almacenamiento de materiales. Debe ser dependiendo del volumen o tonelaje.

Prevención de olores. Los componentes no deseados como la humedad puede producir problemas de olores, por lo que se debe escoger una técnica de prevención.

Eliminación o uso de los materiales procesados. Si se usan dentro o fuera los productos finales procesados deben considerarse las necesidades del equipo. Se necesitarán camiones para transportar los residuos.

 

Los residuos agrícolas deben contar con una estrategia para gestionarlos. Así, el medio ambiente no se resentirá. Por ello, te contamos las capacidades y riesgos de los residuos.

imagen

Normativa de impacto ambiental para cada autonomía

Normativa de impacto ambiental para cada autonomía

El impacto ambiental es el efecto, a corto o largo plazo, que provocan las actividades humanas en el entorno en el que se desarrollan. Por eso, es muy importante disponer de una normativa de impacto ambiental. Si nos referimos al marco legal a nivel estatal, encontramos que la norma que regula el impacto de las distintas actividades es la Ley 21/2013, del 9 de diciembre. Además, dicha ley responde a una directiva europea, motivo por el cual es similar a las leyes del resto de países de Europa.

Eso sí, debemos saber que esta ley no impide a las comunidades autónomas fijar sus propias normas adicionales de protección.

El estudio de impacto ambiental: las normativas específicas de cada autonomía

Para saber más acerca del impacto en el medio ambiente y las normas que lo regulan, vamos a analizar qué marco legal establece cada comunidad autónoma:

Andalucía. Ley GICA.

Aragón. Ley 11/2014. Desde el artículo 23 hasta el 37.

Asturias. Se está tramitando el proyecto de la Ley de Sostenibilidad y Protección Ambiental.

Canarias. Ley 14/2014 de Armonización y Simplificación en materia de protección del territorio y de los recursos naturales.

Cantabria. Disposición Derogatoria Única de la Ley de Cantabria 17/2016 de Control Ambiental Integrado.

Castilla- La Mancha. Los procedimientos se regulan mediante la ley estatal y los plazos a través de la Ley 4/2007.

Castilla y León. Existen distintas fases, documentos y agentes que intervienen en el proceso administrativo. En todo caso, podemos consultar el Decreto 6/2011.

Cataluña. Ley 20/2009

Comunidad Valenciana. Ley 2/89, Decreto 162/90 y Ley 6/14.

Extremadura. Ley 16/2015, Decreto 54/2011 y Decreto 47/2004.

Galicia. Ley 9/2013.

Islas Baleares. Ley 12/2016.

La Rioja. Ley 6/2017.

Madrid. Ley 4/2014.

Navarra. Es conveniente revisar la Guía de la LFIPA.

País Vasco. Ley 3/ 1998.

Región de Murcia. Ley 21/2013.

¡Esperamos que este artículo permita encontrar la normativa de impacto ambiental que se busca!

imagen

Principales efectos de las aguas residuales en el medio ambiente

Principales efectos de las aguas residuales en el medio ambiente

El tratamiento de las aguas residuales es un proceso que cada vez requiere más importancia para tener cuidado el medio ambiente. De hecho, si estas aguas no se trataran, los efectos serían todavía peores, aunque todavía tengamos que lamentar algunos de ellos.

La importancia del tratamiento de aguas residuales

Por ello, queremos usar este post para crear conciencia acerca de los efectos de las aguas residuales sobre el planeta, con las consiguientes consecuencias sobre la fauna y la flora, la naturaleza en definitiva, y también respecto a las personas.

Es de sobra conocido que la insalubridad no trae nada bueno, sino todo lo contrario. Así, uno de los principales efectos de las aguas residuales son los malos olores, los cuales se deben a la acumulación de las distintas sustancias extrañas que lleva en su cauce y los compuestos que provienen de dichas materias, llevan a un desdoblamiento anaeróbico de los complejos orgánicos hasta generar los gases que resultan de tal descomposición.

Y esto deriva en una acción toxica, pues compete a los minerales y orgánicos que circulan por el agua, provocando que la fauna y la flora, al consumir este tipo de agua, tengan acciones dañinas en sus organismos. Igualmente, la potencialidad de infección es realmente alta, pues no solo las personas que están en contacto con estas aguas pueden tener alguna que otra enfermedad, sino también los seres vivos con los que estén en contacto. Esto ocurre con relativa frecuencia en peces, llegando a catástrofes si entran en contacto con otros animales de mar en caladeros o en los ríos y mares.

En definitiva, por todo lo expuesto, el tratamiento de aguas residuales es algo fundamental y de esta forma tendremos cuidado el medio ambiente, que al fin y al cabo es nuestro mayor tesoro. ¡Apostemos por un mundo mejor!

imagen

12