Alternativas de uso para lodos tratados

Alternativas de uso para lodos tratados

Los lodos son tratados al procesar las aguas residuales y están regulados por legislaciones específicas que permiten que sean utilizados en diferentes sectores como fertilizantes. De esta manera, la calidad del lodo variará en función del agua residual inicial.

¿Cuál es la clasificación de los lodos tratados?

Los lodos se pueden clasificar de diferentes maneras:

1. En función del efluente que se trata. De esta manera, se da lugar a los lodos urbanos y a los industriales.

2. En función de la etapa en la que se trate el agua. Aparecen así los:

– Lodos primarios.

– Lodos secundarios o biológicos.

– Lodos mixtos.

Finalmente, lodo terciario.

3. Tercera y última clasificación teniendo en cuenta el tipo de tratamiento que se aplica al lodo.

– Espesamiento.

– Tratamiento estabilizador.

– Deshidratación.

¿Qué usos se dan a los lodos tratados?

Algunos de los beneficios que se obtienen en términos generales de la utilización de este tipo de lodos son:

Considerable reducción de la cantidad de patógenos existentes en los cultivos.

Capacidad de eliminación de olores con éxito.

Reducción o eliminación total de la capacidad de putrefacción de la MO.

Con frecuencia se hace referencia al peligro de contaminación de los suelos con metales pesados si se utiliza este tipo de biorresiduos. Aun así, el estudio y la práctica realizada durante años ha demostrado que fertilizar con residuos tratados, en especial, residuos compostados, produce un mínimo incremento de los metales pesados en el suelo o en las plantas existentes alrededor.

En resumen, los datos del registro nacional de lodos que son tratados indica que son totalmente recomendados para su utilización. Además, gracias a estos lodos tratados se ha logrado minimizar en gran medida el crecimiento de vertederos mientras que la incineración crece un 4 %. Datos que sin lugar a dudas contribuyen al uso y tratamiento de estos elementos.

imagen