Causas y efectos de las humedades por capilaridad en las construcciones

Causas y efectos de las humedades por capilaridad en las construcciones

Las humedades por capilaridad son una problemática existente en muchas clases de construcciones, sobre todo edificios y viviendas antiguas. Está provocada por el ascenso del agua desde el subsuelo sobre el que se sitúa la construcción a través de los materiales, principalmente porosos (como el cemento), que forman parte de esta. Progresivamente, este agua va ascendiendo por evaporación a través de los muros y las paredes del edificio.

Causas de las humedades por capilaridad

Entre las principales causas que producen la aparición de este problema, destacamos:

El terreno sobre el que se asienta la construcción, es incapaz de drenar eficientemente el agua, que comenzará a ascender por capilaridad a través de los muros y paredes de esta. Este fenómeno es particularmente importante en las épocas de lluvia, ya que es cuando al terreno le llega mayor cantidad de agua.

– Existencia de aguas subterráneas bajo el terreno sobre el que se asienta la construcción.

– Defectos en la construcción: por ejemplo, el incorrecto uso de los materiales aislantes y de revestimiento.

Efectos de las humedades por capilaridad

Entre sus efectos, destacamos:

– Aroma a humedad en la vivienda.

– Abombamiento de la pintura que reviste la pared: más frecuente en plantas bajas y sótanos.

– Manchas de color oscuro o de salitre en paredes, paredes dañadas y más frágiles, manchas de lineas de humedad, etc.

– Problemas para los habitantes de la vivienda como, por ejemplo, problemas respiratorios provocados por un ambiente húmedo.

– Vivienda poco estética.

Las humedades por capilaridad ascienden progresivamente a través de los materiales de la construcción. Su ascensión depende, en gran medida, de los poros que contengan los materiales de construcción y su tamaño. Estas humedades no desaparecen con el tiempo, aunque en determinadas épocas pueda parecerlo. Por esta razón, se hace siempre necesario aplicar tratamientos que mejoren el aislamiento e impermeabilización de los materiales.