Cómo se hace la recarga de las aguas subterráneas

Cómo se hace la recarga de las aguas subterráneas

La explotación de los acuíferos subterráneos tiene poco en cuenta que se trata de un recurso limitado. Con la sobreexplotación del subsuelo es necesario que conozcamos los modos en que se da la recarga de aguas subterráneas para mejorar su aprovechamiento.

Recarga natural

Se basa en las precipitaciones, en cualquiera de sus formas, que se filtran al subsuelo y alcanzan a los acuíferos. Naturalmente es un proceso muy lento, sobre todo en comparación con los lagos y embalses, aunque tiene la ventaja de que no sufre evaporación. Necesita de suelos poco impermeables y escasas pendientes para evitar la escorrentía superficial.

Tenemos que contar con que el agua que circula por ríos y torrentes apenas se filtra al subsuelo, por lo que la escorrentía tiene poco aprovechamiento para incrementar las aguas subterráneas. Por otra parte, las filtraciones son plenamente útiles en páramos y bosques en donde las raíces facilitan especialmente la filtración y siempre que tengan debajo un acuífero abierto al que alimentar.

Cuando el acuífero es del tipo cautivo se sitúa entre dos estratos impermeables, el agua de la superficie no podrá alcanzarlo más que en las zonas en las que tenga acceso desde la superficie, lo que limita mucho sus posibilidades de recarga. Esto se ve paliado en los casos en los que el buzamiento de los estratos facilita corrientes que estabilizan los niveles entre los acuíferos.

Recargas artificiales

Consiste en reciclar el agua de escorrentía urbana o de otro tipo para permitir que se filtre al terreno en condiciones adecuadas. No está aún demasiado extendida, pero es inevitable que vaya creciendo en importancia. Es una manera de aprovechar mejor el agua, de paliar las sobreexplotaciones e incluso de limpiar acuíferos contaminados de forma progresiva.

Ciertamente, el estudio de nuevos los sistemas de recarga de aguas subterráneas es fundamental para que podamos mantener el aprovechamiento de los acuíferos.

imagen