Contaminación de las aguas subterráneas en España

Contaminación de las aguas subterráneas en España

Las aguas subterráneas en España tienen una gran importancia en muchas zonas del país, puesto que es la principal fuente del líquido elemento, especialmente en zonas con bajo registro pluviométrico. No obstante, entre la contaminación y la sobreexplotación de los acuíferos, estas aguas deben ser explotadas con ‘cabeza’.

¿Cuál es el estado de estas aguas? A continuación, se dan detalles al respecto.

Las aguas subterráneas: su importancia en España

Según datos oficiales, el uso de estas aguas en el país se ha incrementado en 2.000 milímetros cúbicos / año en 1960, hasta los 6.500 en los últimos ejercicios. Los usos de estas aguas varían muchísimo dependiendo de la región. Así, es la principal fuente disponible de agua en Canarias y Baleares, pero también en la península, en las cuencas del Segura y del Júcar. Una cuarta parte de estas aguas se bombean en esta última cuenca.

Entre un 75 y 80 % de las aguas se bombean para el regadío. Este dato es similar a la mayor parte de los países desarrollados que se encuentran en climas como el nuestro. Estos bombeos se han llevado a cabo, principalmente, por agricultores.

Barcelona bebe en momentos de seguía gracias a las aguas subterráneas

Otros datos curiosos son que el 36 % de la población de España tiene como fuente de abastecimiento este agua. Y que, en Barcelona, estas aguas tienen un alto valor a la hora de asegurar el suministro en momentos de sequía.

La contaminación de estas aguas

Sin embargo, pese a la importancia de estas aguas, el problema de contaminación es serio: el 37 % de las masas de agua están declaradas «en riesgo» de no cumplir con los objetivos ambientales. No obstante, 184 de estas masas están fuera de peligro.

Por el momento, las aguas subterráneas en España siguen siendo una de las principales fuentes de abastecimiento, incluso en momentos de excepcionalidad.

imagen