Diferencias entre Wellpoint y Wellpoint por inyección

Diferencias entre Wellpoint y Wellpoint por inyección

Queremos compartir contigo la eficacia del Wellpoint para rebajar el nivel freático consiguiendo las condiciones necesarias para poder construir. Además, te enseñaremos la diferencia entre el método normal y el de inyección, todo desde nuestra experiencia como Wellpoint empresa especializada.

El método Wellpoint

Esta técnica para dragar el agua del nivel freático emplea una serie de lanzas que delimitan la zona de trabajo y que no superan en ningún caso los 7 metros.

El sistema de bombeo crea un vacío que empuja el agua hasta la superficie rápidamente a través de los puntos creados con las lanzas, accesorios que suelen montarse con una separación de 1 o 1,5 metros.

Su eficacia en suelos granulados de diversa consistencia es muy alta, tanta como su utilidad para construir estructuras sencillas como sótanos o aparcamientos.

De forma muy resumida, lo anterior explica el funcionamiento de un sistema convencional o por inyección, aunque este último posee una serie de características que lo hacen bastante diferente.

Diferencias a tener en cuenta

El primer método emplea pozos de hasta 7 metros con una extensión que va de los 1,5 a los 3 metros. Por ello, su empleo se restringe en muchos casos a rebajamientos del nivel freático de poca consideración, ya que su capacidad no llega a ser tan alta como la del Wellpoint por inyección.

La diferencia, por consiguiente, estriba tanto en el rendimiento como en la colocación de las herramientas de succión. El sistema por inyección no tiene impedimento alguno en emplear bombas a diferentes alturas ni se ve limitado por los 7 metros del sistema anterior, por lo que es más versátil y productivo en actuaciones complejas.

En definitiva, el Wellpoint sencillo y el sistema por inyección son aplicaciones útiles que se elegirán siempre dependiendo de lo que haya que rebajar el nivel freático.

imagen