Drenaje de grava como apoyo a los well point

Drenaje de grava como apoyo a los well point

El sistema de lanzas de drenaje o well point se basa en agotar temporalmente el nivel freático en una zona a través de la extracción del agua en muchos puntos simultáneamente para permitir realizar las excavaciones. Sin embargo, su eficacia se ve muy afectada por el grado de filtración que tenga el terreno hacia las lanzas de drenaje. Cuando la granulometría del terreno a excavar no es la más adecuada para extraer correctamente el agua, podemos ayudarnos de un drenaje de grava como apoyo. Básicamente, tenemos dos formas de utilizarlos:

Para evitar la colmatación de los well point

A pesar de que el sistema se compone de muchos puntos de extracción que reducen la circulación del agua y limitan el arrastre de finos, un terreno con abundancia de estos nos obturará con facilidad las ranuras o perforaciones que tengan las lanzas drenantes. Esto podemos resolverlo sustituyendo la hinca directa de las lanzas por la perforación de micropozos de diámetros superiores, en los que posteriormente colocaremos las lanzas. Estos pozos se rellenan de gravas, con lo que formarán un filtro que evitará que los finos alcancen a la extracción de agua.

Para reducir el número de perforaciones

Cuando la granulometría del terreno es óptima, las perforaciones necesarias para agotarlo se pueden reducir mucho. Sin embargo, la presencia de un estrato impermeable que impida el paso del agua hacia nuestro drenaje puede necesitar más lanzas drenantes de las que inicialmente hubiéramos considerado. Un pozo de grava permite conectar los niveles facilitando la circulación del agua hasta nuestra perforación de bombeo.

El uso del drenaje de grava supone un apoyo sencillo a las excavaciones hechas con lanzas drenantes y mejora su rendimiento. Si una vez acabada su función en la excavación no se le va a dar otro uso, es conveniente cegarlo para evitar que queden puntos anegados.

imagen