Drenes sintéticos en obras viales

Drenes sintéticos en obras viales

En proyectos de obras viales de nueva construcción, así como en trabajos de conservación, hay casos en los que se hace necesaria la aplicación de drenes sintéticos, principalmente cuando lo que se conoce como napa freática o las capas estructurales del pavimento alcanzan la subrasante, de manera que resulta imprescindible rebajarlas. Se trata de una técnica muy común en la ingeniería de caminos que reemplaza a las tradicionales trincheras de grava.

El director de proyecto debe definir los niveles a los que se han de reducir dichas capas freáticas, que son acumulaciones de agua subterránea a escasa profundidad; acuíferos superficiales. Esta solución consiste en instalar estas trincheras drenantes subsuperficiales a intervalos, y siempre a las profundidades específicas indicadas por dicho proyectista.

Ventajas de los drenes sintéticos sobre otros métodos tradicionales

En este tipo de obras viales, estos geosintéticos ejercen las funciones de filtración, drenaje, separación y refuerzo, lo que los convierte en una de las mejores soluciones para sortear los problemas que comúnmente aparecen en esta clase de proyectos, como restricciones en el tamaño de la obra, suelos de baja capacidad de soporte o niveles freáticos elevados.

Estos drenes sintéticos son elaborados a partir de distintos tipos de polímeros que se combinan con fibras también sintéticas o naturales. Las principales ventajas que aportan son la rentabilidad a largo plazo que garantizan por su durabilidad, así como la facilidad de su colocación.

Existen diferentes metodologías de diseño y aplicación, si bien una de las más empleadas habitualmente es la desarrollada por McClelland en 1943, que permite calcular el tiempo necesario para que el sistema entre en funcionamiento, así como estimar el caudal que es necesario drenar.

Los drenes sintéticos proporcionan mejoras considerables en los desempeños estructurales de carreteras y pavimentos, aumentando también su vida útil. Además de ser la solución más práctica, son materiales que favorecen el desarrollo sostenible y el respeto por el medioambiente.

imagen