El agua subterránea y su importancia

El agua subterránea y su importancia

Las reservas de agua dulce son las más importantes para el consumo humano y animal de agua. Este tipo de agua subterránea es aquella que procede de precipitaciones (agua, nieve o granizo) que se infiltra en el terreno y las rocas que forman la superficie de la tierra.

Mediante diferentes trabajos de estudio de aguas subterráneas, conocemos que el agua que se infiltra se va trasladando por el interior de la tierra, hasta que llega a una roca impermeable y desde este punto no puede seguir filtrándose, formando los acuíferos (un espacio en el subsuelo de roca que contiene agua).

El agua subterránea

El agua es un recurso natural vital para el desarrollo humano y para la propia supervivencia de todas las especies que habitan en el planeta. El ser humano sólo puede beber agua dulce (menos abundante que la salada). Parte de ella está en los acuíferos de agua subterránea, que representan el 30 % el agua dulce de todo el mundo.

Además de ser importante para el consumo, este tipo de agua es sumamente importante para el riego y la industria. También es importante para el medioambiente, ya que el agua fluye en ríos y humedales, recargando el agua subterránea.

Al encontrarse el agua en capas de la tierra, hace que la calidad del agua dulce sea bastante buena, ayudando a que no se vaya contaminando. Para evitar una contaminación, lo ideal es encontrar un equilibrio adecuado entre su elaboración, dejando que los niveles de agua en el acuífero se vayan recuperando. Así, además, se evita su sobreexplotación.

La importancia del estudio de las aguas subterráneas

El agua subterránea es el recurso que más importancia tiene, ya que el consumo de diferentes áreas urbanas y rurales dependen de su consumo. Mediante un estudio de aguas subterráneas podemos cuidar más este recurso natural compartido.

En definitiva, un recurso que debemos cuidar y proteger.