El análisis de suelos asegura la viabilidad y seguridad de un proyecto de construcción

El análisis de suelos asegura la viabilidad y seguridad de un proyecto de construcción

Se define como análisis de suelos el conjunto de operaciones destinadas a establecer las características de un suelo, determinando posibles alteraciones de su calidad natural. Desde un punto de vista meramente ambiental, se trata de identificar los parámetros físicos, químicos o biológicos del suelo que constituyen cambios negativos.

Este tipo de estudio es también parte trascendental de un proyecto de edificación. Obviamente, cualquier edificación se encuentra ligada al terreno a través de la fundación y la correcta interacción con él va a determinar la estabilidad estructural de todo el proyecto, así como su factibilidad geotécnica.

Se trata de asegurarnos de que el proyecto de construcción va a cumplir con normativas de seguridad, confort y respeto medioambiental. Igualmente, supone la identificación de amenazas que puedan comprometer y hacer vulnerable tal edificación.

Pasos del análisis de suelos: el contexto y vigilancia ambiental

1. La descripción de los objetivos resulta trascendental. No es lo mismo que consideremos un edificio o vivienda, que una nave industrial, ya que las investigaciones geotécnicas van a presentar distintos requisitos.

2. En lo que respecta a la metodología, los técnicos especializados deben establecer qué sondeos y ensayos de campo se hacen necesarios.

3. El análisis del contexto geológico local nos permite la vigilancia ambiental en el sentido de que predice la posibilidad de fallas geológicas o efectos sísmicos que perjudiquen la construcción por colapso.

4. El estudio de la presencia de aguas subterráneas también es de gran importancia, pues establece la sensibilidad de la capacidad portante del suelo.

5. Finalmente, se emite un análisis en función de los resultados recopilados, definiendo la capacidad portante del suelo, en función del sistema de fundación que nos ocupa y la geometría específica.

El análisis de suelos resulta vital para ofrecer recomendaciones y una guía de seguridad en cuanto al diseño constructivo, constituyendo un sistema de alerta y prevención para proceder a excavaciones a cielo abierto.