El rebajamiento freático, clave de la seguridad en las operaciones de excavación

El rebajamiento freático, clave de la seguridad en las operaciones de excavación

La presencia del nivel freático es un problema que irrumpe frecuentemente durante la excavación con diferentes objetivos, dificultando enormemente los trabajos en el terreno a niveles inferiores. Por lo tanto, se hace necesario un rebajamiento freático o drenaje, ya sea temporal o definitivo, que permita el control adecuado de estas aguas y el éxito del proyecto.

Esta técnica consiste en la extracción del agua intersticial de dicho nivel hasta conseguir condiciones seguras de humedad en el terreno.

En este marco de actuación, es imprescindible recurrir a un estudio de rebajamiento freático para determinar la metodología más conveniente de excavación y contención, delimitando el número de pozos necesarios, junto con su profundidad y caudal. Igualmente, resulta fundamental establecer las características hidrológicas del suelo y la granulometría del empaque de grava, entre otros parámetros.

Estudio del rebajamiento freático: métodos más comunes

A continuación, exponemos los métodos más comunes para el abatimiento freático:

– El well-point se realiza por bombeo mediante bombas succionadoras separadas entre 1,5 m y 3 m entre sí y con una altura máxima de succión inferior a 7 m. Normalmente, se consigue una reducción de la cota de agua de unos 7 cm, pudiendo recurrir a un sistema escalonado si se requiere más reducción.

También, existe el well-point por inyección, empleado cuando se necesita succionar a distintos niveles. En cualquier caso, debemos recordar que este método tiene carácter temporal, por lo que hay que contemplar la posterior recuperación del nivel y las medidas pertinentes al respecto.

– Los pozos profundos de bombeo operan por aspiración forzada y rebajan acuíferos de grandes dimensiones, óptimamente, en terrenos muy permeables.

Se emplean pozos de profundidad y bombas sumergidas de gran caudal.

En definitiva, la técnica de rebajamiento freático resulta imprescindible para garantizar el trabajo seguro de las excavaciones en seco por debajo de dicho nivel. Asimismo, como metodología, resulta recomendable frente a la extracción de agua con bombeo abierto.