Estructura de un pozo de drenaje

Estructura de un pozo de drenaje

El poder destructor del agua puede ser enorme. En este sentido, tanto viviendas como espacios públicos deben contar con pozos de drenaje para evitar que el suelo se sature de agua y humedad. Para eludir estos problemas, es vital tener un especial cuidado con las aguas subterráneas y, en este caso, el mejor método son estos pozos, los cuales además deben contar con un correcto mantenimiento y estar correctamente construidos.

¿Cuáles son las principales etapas de construcción de estos pozos? ¿Cuál es su estructura? A continuación, se aportan todos los detalles.

Los pozos de drenaje de well point: todo lo que se debe saber

En primer lugar, se debe repasar las etapas de la construcción de estos pozos.

– El primer paso es lograr cavar un hoyo de dos metros de profundidad.

– En la capa inferior de un pozo, se grava llenándose y, posteriormente, se establece de forma definitiva empleando plástico, un tubo con perforaciones. El diámetro del mismo no es menor a un metro y medio.

– La cavidad se llena con diferentes materiales, ladrillo roto, grava o piedra triturada.

– Tras todos estos pasos, se debe cubrir con geotextil y tierra. Después cumplir con estas recomendaciones, se usa una estructura realizada para el drenaje natural del suelo.

La estructura o los elementos estándar de los pozos de drenaje

En primer lugar, se debe tener en cuenta el pozo de registro, pues el agua debe tener fácil acceso. En segundo lugar, el Neck, miembro del pozo con la disposición dispensada en zonas peatonales. En tercer lugar, la mina, uno de los elementos de diseño más importantes. Por último, la parte inferior que se diseña para recoger el agua. Su formación tiene lugar a partir de partículas en suspensión.

 

Los pozos de drenaje son extremadamente necesarios en el ámbito urbano y rural para que el agua de la lluvia, entre otras, consiga no afectar a las construcciones.