Existen varias razones por las que puede variar el nivel freático

Existen varias razones por las que puede variar el nivel freático

Algunos de los problemas que nos encontramos en nuestra vivienda o sótano, están relacionados con la humedad y el nivel freático. Aunque realicemos estudios previos detallados, lo cierto es que puede variar y conviene conocer algunas de las razones para que esto se produzca. Porque sabiendo las causas, podemos encontrar las soluciones y sobre todo, evitar posibles inconvenientes posteriores.

Factores que pueden hacer variar el nivel freático

Cuando analizamos el terreno, en las fases previas a la construcción, encontramos el llamado manto freático. Por debajo de este estaría el agua freática, que a diferencia de la capilar (que se sitúa por encima) tiene presión positiva. Por último, encima estaría la llamada agua de contacto, que no se comunica con la zona inferior. Pero esta situación no es estática y se dan factores que la hacen variar.

Las estaciones, el principal

De hecho, las estaciones son una de las causas de las variaciones. Así, si llueve en abundancia el agua se va acumulando y el nivel sube. Lo contrario sucede con el calor, el agua se evapora y entonces desciende. De esta forma, este es un factor a considerar cuando se realizan las previsiones de rebajamiento del nivel freático.

Las mareas, el problema de la gravedad

Las mareas son otra de las causas de posibles variaciones. Una situación que se da en zonas costeras y que debemos tener en cuenta al construir en ellas. Por otro lado, las propias presiones atmosféricas también producen un efecto similar. Además, cuando por la acción gravitatoria el agua se mueve por los huecos del propio terreno, puede quedar almacenada aumentando los niveles de humedad.

En definitiva, no solo es importante que conozcamos el nivel freático del terreno donde construimos, también es esencial que tengamos en cuenta los factores que hacen que este varíe. De esta forma, evitaremos muchos problemas posteriores.