Los pasivos ambientales como consecuencia grave sobre la salud y el medioambiente

Los pasivos ambientales como consecuencia grave sobre la salud y el medioambiente

Se conocen como pasivos ambientales las instalaciones y residuos en cualquier estado de la materia (sólido, líquido o gaseoso) que constituyen un grave peligro para la salud personal y ambiental. El origen se asocia a una actividad o proyecto de distinta índole (ya sea minero, petrolífero o nuclear, entre una gran diversidad) que se ha gestionado de manera negligente o sufrió un accidente operacional.

La condición de pasividad transmite una pérdida del equilibrio ambiental anterior que no solo ha de ser remediada y mitigada, sino resarcida. En este sentido, existe una intensiva tarea de valoración del impacto objetivo causado y de su alcance real, incluso a través del tiempo.

¿Por qué se producen los pasivos ambientales?

La identificación de un problema es indispensable para cuantificarlo y, en este caso, la legislación ambiental ha sido definitiva. Algunas empresas actúan sin consideración ambiental en muchas localizaciones del planeta, sin previsión ni políticas de gestión orientadas específicamente a la sostenibilidad e inocuidad de las explotaciones.

También es cierto que, actualmente, a la luz de nuevas tecnologías y avances, tenemos mucho más conocimiento de las consecuencias directas de ciertas operaciones, por lo que hay que revisar actividades pasadas desde una perspectiva más estricta y con más asesoramiento científico.

Gravedad de las situaciones

En algunos casos hablamos de pérdida de vidas o de patrimonio histórico, de la extinción de alguna especie o de daños irreparables sobre algún ecosistema en concreto.

Algunos problemas especialmente críticos, incluyendo contaminación de suelos y pasivos ambientales de gran diversidad que precisan una trascendente remediación son:

– Sobreexplotación pesquera y destrucción de recursos forestales, flora y fauna.

– Impactos negativos de la acumulación de población urbana.

– Contaminación desmedida de recursos hídricos por descargas industriales o domésticas.

Siempre va a resultar de extrema complejidad determinar hasta qué punto podemos revertir ciertos efectos dañinos, por lo que los pasivos ambientales constituyen actualmente un gran reto institucional, industrial y ambiental.