Los residuos contaminantes más peligrosos para el medioambiente

Los residuos contaminantes más peligrosos para el medioambiente

La contaminación ambiental supone un grave riesgo muy generalizado y que nos afecta a todos directamente. Según datos ofrecidos por estudios del 2015, el 16 % de muertes mundiales (esto es más de 9 millones de personas) fue debido a enfermedades relacionadas con esta problemática, siendo el vertido de residuos (tanto al agua como al suelo o a la atmósfera) uno de los principales agentes contaminantes.

Por su volumen de vertido y peligros asociados destacan los siguientes residuos:

Metales pesados

Son bioacumulativos y no se degradan. El mercurio, por citar uno de los principales, es un neurotóxico letal en estado vaporizado y, asociado a las aguas, resulta muy difícil de eliminar. Otros metales altamente peligrosos son el cadmio, el arsénico y el plomo, que proceden de explotaciones industriales como la minería, la extracción de oro y cualquier actividad química.

Gases

No podemos considerar estos gases residuales como tóxicos per se, pero su vertido masivo mundial causa estragos tan alarmantes como el fenómeno del calentamiento global, formaciones de ozono en el suelo, el esmog urbano o las lluvias ácidas que perjudican las propiedades del suelo.

Compuestos orgánicos sintéticos

En este grupo incluimos residuos asociados a la industria del petróleo o a las actividades que incorporan plaguicidas y que son tóxicos, bioacumulativos y extremadamente volátiles. Algunos de estos contaminantes acidifican el pH del suelo y lo inutilizan, como los hidrocarburos, mientras que otros contaminan el aire gravemente, destruyen la capa de ozono y producen efectos cancerígenos.

Los estudios concluyen

En definitiva, este no es un problema que podamos contemplar de lejos sin ser parte activa de la gestión sostenible de residuos. Se ha de recurrir a empresas especializadas que dispongan de los conocimientos, técnicos cualificados y herramientas para la remediación de suelos o descontaminaciones diversas. Sin embargo, también se trata de una cuestión social en la que una correcta concienciación resulta imprescindible para abrir caminos de prevención.