DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

ENVIROSOIL como empresa comprometida con la igualdad se une a la celebración del “Día Internacional de la Mujer” para reivindicar nuestra lucha diaria; lucha que nos compete a TOD@S.

La lucha por la igualdad es una obligación histórica de TOD@S, sigamos trabajando junt@s por la igualdad, por la equidad, por los derechos de TOD@S.

 

Rebajamiento de Niveles Freáticos – 77 viviendas – BCN

Rebajamiento de Niveles Freáticos – 77 viviendas – BCN

ENVIROSOIL está llevando a cabo el Rebajamiento de niveles freáticos (RNF) para la construcción de 77 viviendas en Plaza Europa de Barcelona, conforme a los requerimientos de nuestro cliente y las prescripciones técnicas del proyecto.

Cliente:  Byco – Inbisa (www.inbisa.com)

Vídeo sobre Rebajamientos de Niveles Freáticos AQUÍ

Excavación Selectiva

Excavación Selectiva

ENVIROSOIL está asesorando y ejecutando un proceso de excavación selectiva para la retirada de suelos afectados por metales pesados e hidrocarburos en una zona industrial de Castilla y León, siguiendo nuestro criterio técnico y las prescripciones de la Junta.

Cliente: Construcciones Collosa (www.corporacionllorente.es)

Estructura de un pozo de drenaje

Estructura de un pozo de drenaje

El poder destructor del agua puede ser enorme. En este sentido, tanto viviendas como espacios públicos deben contar con pozos de drenaje para evitar que el suelo se sature de agua y humedad. Para eludir estos problemas, es vital tener un especial cuidado con las aguas subterráneas y, en este caso, el mejor método son estos pozos, los cuales además deben contar con un correcto mantenimiento y estar correctamente construidos.

¿Cuáles son las principales etapas de construcción de estos pozos? ¿Cuál es su estructura? A continuación, se aportan todos los detalles.

Los pozos de drenaje de well point: todo lo que se debe saber

En primer lugar, se debe repasar las etapas de la construcción de estos pozos.

– El primer paso es lograr cavar un hoyo de dos metros de profundidad.

– En la capa inferior de un pozo, se grava llenándose y, posteriormente, se establece de forma definitiva empleando plástico, un tubo con perforaciones. El diámetro del mismo no es menor a un metro y medio.

– La cavidad se llena con diferentes materiales, ladrillo roto, grava o piedra triturada.

– Tras todos estos pasos, se debe cubrir con geotextil y tierra. Después cumplir con estas recomendaciones, se usa una estructura realizada para el drenaje natural del suelo.

La estructura o los elementos estándar de los pozos de drenaje

En primer lugar, se debe tener en cuenta el pozo de registro, pues el agua debe tener fácil acceso. En segundo lugar, el Neck, miembro del pozo con la disposición dispensada en zonas peatonales. En tercer lugar, la mina, uno de los elementos de diseño más importantes. Por último, la parte inferior que se diseña para recoger el agua. Su formación tiene lugar a partir de partículas en suspensión.

 

Los pozos de drenaje son extremadamente necesarios en el ámbito urbano y rural para que el agua de la lluvia, entre otras, consiga no afectar a las construcciones.

7 errores del mal drenaje

7 errores del mal drenaje

 

El drenaje es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta cuando pensamos en adquirir una vivienda o un terreno para edificar. Un buen estudio de drenaje supone, pues, una garantía de tranquilidad, previniendo y evitando muchos dolores de cabeza posteriores. Aquí te vamos a contar los siete errores principales que pueden provocar un mal drenaje.

Las siete claves de un mal drenaje

La primera de ellas es la más evidente: si hay estratos impermeables en el subsuelo, este no podrá drenar al no penetrar el agua de lluvia verticalmente. Es, también, uno de los problemas de más difícil solución. Un problema principal es la presencia de agua artesiana, que es aquella que llega por el flujo vertical de agua a presión que procede de un acuífero cercano. Resulta igualmente complicada su solución, aunque en este caso el problema está perfectamente focalizado y es más sencillo “esquivarlo” físicamente.

Algo parecido nos ocurre cuando en las cercanías hay fuentes naturales de agua, como fuentes, lagos o ríos, que pueden tener flujos subterráneos que eviten un buen drenaje. Nuevamente aquí la elaboración de un buen estudio de drenaje previo será la mejor forma de evitar este problema. Igual que si hablamos de la baja permeabilidad del suelo, fundamentada sobre todo en la composición del mismo. Puede suceder también que existan láminas excesivas, provocadas por un exceso de irrigación o de lluvias.

Por último, la posición geográfica del terreno es también importante. El drenaje será, obviamente, peor en zonas de poca pendiente o planas, y directamente nos costará mucho más drenar un terreno situado en el fondo de un valle o una depresión.

Como vemos, la elección de un lugar determinado viene marcado por factores geográficos y de composición del terreno, por lo que un previo estudio de drenaje es fundamental para no tener problemas con nuestro drenaje.

 

Drenes sintéticos en obras viales

Drenes sintéticos en obras viales

En proyectos de obras viales de nueva construcción, así como en trabajos de conservación, hay casos en los que se hace necesaria la aplicación de drenes sintéticos, principalmente cuando lo que se conoce como napa freática o las capas estructurales del pavimento alcanzan la subrasante, de manera que resulta imprescindible rebajarlas. Se trata de una técnica muy común en la ingeniería de caminos que reemplaza a las tradicionales trincheras de grava.

El director de proyecto debe definir los niveles a los que se han de reducir dichas capas freáticas, que son acumulaciones de agua subterránea a escasa profundidad; acuíferos superficiales. Esta solución consiste en instalar estas trincheras drenantes subsuperficiales a intervalos, y siempre a las profundidades específicas indicadas por dicho proyectista.

Ventajas de los drenes sintéticos sobre otros métodos tradicionales

En este tipo de obras viales, estos geosintéticos ejercen las funciones de filtración, drenaje, separación y refuerzo, lo que los convierte en una de las mejores soluciones para sortear los problemas que comúnmente aparecen en esta clase de proyectos, como restricciones en el tamaño de la obra, suelos de baja capacidad de soporte o niveles freáticos elevados.

Estos drenes sintéticos son elaborados a partir de distintos tipos de polímeros que se combinan con fibras también sintéticas o naturales. Las principales ventajas que aportan son la rentabilidad a largo plazo que garantizan por su durabilidad, así como la facilidad de su colocación.

Existen diferentes metodologías de diseño y aplicación, si bien una de las más empleadas habitualmente es la desarrollada por McClelland en 1943, que permite calcular el tiempo necesario para que el sistema entre en funcionamiento, así como estimar el caudal que es necesario drenar.

Los drenes sintéticos proporcionan mejoras considerables en los desempeños estructurales de carreteras y pavimentos, aumentando también su vida útil. Además de ser la solución más práctica, son materiales que favorecen el desarrollo sostenible y el respeto por el medioambiente.

imagen

12318