Por qué es importante gestionar correctamente las aguas subterráneas

Por qué es importante gestionar correctamente las aguas subterráneas

Las aguas subterráneas son aquellas que están almacenadas bajo tierra, en acuíferos, en zonas rocosas del interior y que son esenciales para el funcionamiento de muchas partes de nuestro día a día. Este agua cobra excepcional importancia en épocas de sequía. Por eso, el agua almacenada y su nivel freático se tornan esenciales para que nos proveamos de este líquido la población y los campos.

En muchos países como España, la gestión de aguas subterráneas la realizamos aún de manera no controlada, con lo que se encuentra amenazada la sostenibilidad de este recurso e incluso los ecosistemas que dependen de él. Solo debemos tener en cuenta que los acuíferos aportan hasta el 40 por ciento del agua para el uso en nuestras casas globalmente. Con estos antecedentes, el reto a la hora de gestionar las aguas subterráneas es lograr fórmulas que mejoren la conservación del líquido.

Lo que hay que hacer y las soluciones

Ante esta realidad del agua subterránea y su gestión en nuestro país, empresas de agroindustria deben realizar más sondeos para lograr un mayor nivel de líquido. El objetivo es asegurar un uso sostenible del agua, ya que en estas empresas y ante la mayor necesidad, se tiende a buscar otras fuentes alternativas si no se aseguran las subterráneas. El problema derivado en este caso es que la escasez del líquido se traslada de lo subterráneo a un embalse, una cuenca o una depuradora.

Tan importante como los sondeos con sus perforaciones son los mantenimientos y la operación de los mismos. Si no los realizamos como es debido, la inversión necesaria será mucho mayor.

Debemos asegurar la correcta gestión de las aguas subterráneas para evitar el uso indebido de otras fuentes de almacenamiento sobre la superficie. La inversión y el máximo de los recursos están en juego.

imagen