Recuperación de suelos contaminados en el País Vasco

Recuperación de suelos contaminados en el País Vasco

En los últimos años, se han identificado suelos contaminados en áreas urbanas de Donostia, con presencia de amianto, metales pesados e hidrocarburos, entre otros. La tendencia ha ido en aumento en lo que respecta al número de puntos identificados tanto en la capital como en el resto del territorio.

Según la Ley 22/2011 y el Real Decreto 9/2005, las Comunidades Autónomas están obligadas a hacer un inventario priorizado de suelos contaminados, al mismo tiempo que se establece la obligación de remediación de suelos para los causantes de tal contaminación o para los propietarios del terreno. En este sentido, en Euskadi se ha implementado una deducción al contribuyente del 15% de la inversión destinada al tratamiento de tales suelos tras aprobación administrativa.

Innovaciones en la remediación de suelos

El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario está desarrollando técnicas de tratamiento in situ para suelos contaminados por compuestos organoclorados, lo cual ofrece la posibilidad de biodegradar agentes contaminantes como los que suelen provenir del uso de plaguicidas.

El tratamiento emplea nanopartículas de hierro que capturan los átomos de cloro. Después, se procede a un tratamiento con microorganismos inoculados, con lo que se recuperan las condiciones naturales del suelo a través de la bioestimulación.

Ambos proyectos, tanto la iniciativa de apoyo económico como estas innovadoras metodologías de tratamiento, dan medida de la trascendente necesidad de abordar esta problemática, agilizando su dinámica administrativamente y mejorando su aplicación técnica.

En definitiva, el tratamiento de terrenos contaminados debe ser fomentado por parte de las administraciones para promover acciones efectivas y diligentes, centrándose también en la concienciación y prevención en cada proyecto industrial potencialmente peligroso.