Saber si un suelo está contaminado sin analizarlo

Saber si un suelo está contaminado sin analizarlo

Para poder saber si un suelo está contaminado sin necesidad de analizarlo se dispone de ciertos recursos previos de consulta administrativa.

El Real Decreto 9/2005 determina las actividades de tipo comercial o industrial, que pueden suponer un riesgo de contaminación y la metodología estándar para declarar un suelo como efectivamente contaminado.

Estas actividades se establecen como potencialmente peligrosas, ya sea porque implican el empleo de sustancias peligrosas o porque la producción de residuos pueda acabar contaminando el suelo.

Los titulares de dichas actividades han de elaborar un informe preliminar de la situación del suelo y remitirlo a la comunidad autónoma que corresponda.

Así, los propietarios de los terrenos donde se haya realizado alguna de estas actividades están obligados a declararlo explícitamente en la escritura, en el Registro de la Propiedad.

Al mismo tiempo, las comunidades autónomas confeccionarán inventarios con los suelos que se han declarado contaminados, lo cual también es objeto de anotación en el Registro de la Propiedad.

Otros documentos que se pueden hallar en la empresa y que ayudarían a saber si un suelo está contaminado o no, son informes diversos al respecto de gestiones de residuos peligrosos o documentos de la Consejería de Seguridad de Mercancías Peligrosas.

Tratamiento de modo voluntario

Por otro lado, existe la posibilidad de proceder al tratamiento de remediación del suelo sin que haya sido declarado como contaminado a través de un proyecto de acción voluntaria. En este sentido, la administración registrará estos procesos de descontaminaciones voluntarias como seguimiento.

A la luz de lo expuesto, si realmente se necesita saber si un suelo está contaminado, hay que recurrir precisamente a la consulta de este inventario de suelos contaminados de la comunidad autónoma pertinente o, alternativamente, acudir al Registro de la Propiedad donde, por obligación, tuvo que ser anotada la realización de actividades potencialmente peligrosas en el terreno considerado.