Sistema de tratamiento de aguas residuales: descontaminar el agua

Sistema de tratamiento de aguas residuales: descontaminar el agua

Sabemos que un sistema de tratamiento de aguas residuales necesita cumplir una serie de características. Su objetivo es eliminar todo agente contaminante y tóxico, a fin de hacerla adecuada para verterse en el sistema de alcantarillado sin perjudicar el medio ambiente.

Las principales características del tratamiento de aguas residuales

Las características del tratamiento de estas aguas pueden venir determinadas por dos factores principales:

– El tipo de residuos de carácter doméstico o industrial que se vierten al sistema de alcantarillado.

– El nivel de tratamiento necesario para mantener el nivel de calidad del agua en los ríos y arroyos que reciben este tipo de agua.

Las plantas de tratamiento que cuentan con un proceso unitario agrupan los tres tipos de procesos principales; los de tipo primario, secundario y terciario, siempre después de los de tipo preliminar.

Tratamientos preliminares

No representan por sí mismos un proceso de tratamiento de las aguas residuales, pero sirven para aumentar la eficacia de los otros tipos de tratamientos. En este tratamiento se filtra el flujo de las aguas con tamizadores, rejas y microfiltros, a fin de retirar del cauce objetos abrasivos o muy voluminosos para las unidades de tratamiento.

Tratamientos primarios

A lo largo de estos procesos lo que pretendemos es retirar del agua esos contaminantes susceptibles de sedimentarse, como objetos flotantes o capas de grasas.

Tratamientos secundarios

Son aquellos procesos mediante los cuales pretendemos reducir la necesidad biológica de oxígeno soluble que los primarios no pueden paliar. Además, se consigue la retirada de posibles sólidos adicionales.

Tratamientos terciarios

Con este conjunto de procesos obtenemos el resultado final de retirar contaminantes muy específicos, tales como productos usualmente tóxicos y compuestos que no son biodegradables. Es posible refinar la eliminación de contaminantes que no ha conseguido remover el tratamiento secundario.

Como hemos visto, el sistema de tratamiento de aguas residuales está sufriendo cambios en su aplicación que nos convienen a todos.