Sistemas de tratamiento de aguas residuales para la sostenibilidad

Sistemas de tratamiento de aguas residuales para la sostenibilidad

Actualmente, la mitad de la población mundial habita en ciudades y para el 2030 se espera que el 60 % de la población total resida en zonas urbanas. En este marco, los sistemas de tratamiento de aguas residuales y de recuperación de suelos contaminados se convierten en una herramienta decisiva, no solo de gestión ambiental, sino de garantía de la salud pública.

Etapas generales de la depuración de agua

Tratamiento primario, físico

Esta primera fase consigue que nos desprendamos de las arenas, grasas y sólidos más gruesos, comprendiendo entre las etapas más significativas el desbastado, el desarenado y el desengrasado. También se procede a una decantación para eliminar otros sólidos en suspensión. Este paso resulta totalmente mecánico.

Tratamiento secundario, biológico

Ahora se trata de eliminar la fracción biológica disuelta en el agua. Para esto recurrimos a bacterias aerobias que convierten esta materia orgánica en minerales que forman flóculos finalmente separados por sedimentación.

Existe una gran diversidad de tratamientos secundarios dentro de los sistemas de tratamiento de aguas residuales, pues podemos emplear fangos activos o lechos bacterianos, entre otros.

Tratamiento terciario, físico-químico

Las técnicas aplicadas en esta etapa dependerán del uso o cauce final que le daremos al agua es decir, si vamos a seguir utilizándola o la descargaremos al medioambiente. Podemos recurrir al carbón activado para retener toxinas, a la ultrafiltración por membranas o a la electrodiálisis que nos dejará el agua totalmente pura. Básicamente, se trata también de eliminar los virus y gérmenes.

Actualmente, el 96 % de la población urbana emplea agua de fuentes que han sido mejoradas e informes internacionales confirman que los problemas hídricos en las ciudades son totalmente gestionables con sistemas coherentes de optimización y seguimiento del tratamiento de aguas.

En definitiva, se trata de que cobremos conciencia y acudamos a empresas expertas en descontaminación para hacer de los sistemas de tratamiento de aguas residuales una práctica habitual y eficaz.