Sistemas y tratamientos técnicos para recuperar suelos contaminados

Sistemas y tratamientos técnicos para recuperar suelos contaminados

Aunque puede estar contaminado por causas naturales, un suelo degradado suele ser consecuencia directa de actividades del hombre, por acciones directas como la agricultura, la explotación forestal o ganadera o acciones indirectas procedentes de una gran diversidad de actividades industriales. En este sentido, los sistemas y tratamientos técnicos para recuperar un suelo contaminado constituyen proyectos imprescindibles para mitigar y revertir impactos en la medida que sea posible.

Obviamente, la metodología que aplicaremos depende en gran medida del tipo de contaminante, el cual determinará la técnica a aplicar in situ o ex situ, con un coste concreto muy variable y presentando una velocidad de implantación diferente según el caso.

Algunas de las técnicas más empleadas

Dependiendo de los objetivos que deseemos alcanzar se puede recurrir a determinados procesos:

1) Las técnicas de contención aíslan el contaminante aplicando barreras en el propio suelo. En general, no actúan sobre dicho contaminante, pues lo que se pretende fundamentalmente es evitar su migración.

El coste implicado suele ser bajo, estableciendo in situ barreras verticales, horizontales o creando unas capas de suelo seco que lo desecan, reduciendo su capacidad de retención. También incluimos el sellado para disminuir la permeabilidad o las barreras hidráulicas que extraen las aguas más próximas para evitar contaminación.

2) Con los sistemas y tratamientos técnicos de confinamiento podemos estabilizar los contaminantes de modo físico-químico, resultando esta una práctica adecuada para tratar, por ejemplo, elementos radioactivos.

La vitrificación nos puede ser útil para la destrucción de elementos contaminantes por pirólisis, formando una masa vítrea estable.

3) Las técnicas de descontaminación nos facilitan tratamientos como la extracción por separación, el lavado o la electrocinética, con la que se logra el movimiento de iones.

En la actualidad, más sistemas y tratamientos técnicos de un suelo contaminado se orientan a la recuperación en lugar de a la destrucción, lo cual supone una vía más integradora y sostenible.