Técnicas de descontaminación de suelos

Técnicas de descontaminación de suelos

En los últimos años ha avanzado la descontaminación de suelos. Hasta ahora, siempre se optaba por la destrucción de las zonas contaminadas por residuos con novedosas técnicas que hacen posible que cualquier suelo se recupere.

Uno de los procesos más usados hasta ahora son las técnicas de sellado para evitar una propagación de la contaminación de otros suelos, una opción más extrema, sometiendo a altas temperaturas y en algunos casos realizando bombeos exhaustivos, tratando el agua bombeada de su contaminación.

Técnicas de descontaminación

– Extracción

– Tratamiento químico

– Tratamiento electroquímico

– Tratamiento térmico

– Tratamiento microbiológico

En función de las técnicas:

– Tratamientos in situ: menos manejo pero aplicación difícil por unir agentes limpiadores con la masa del suelo.

– Tratamientos on site: se escava el suelo y se trata el terreno.

– Tratamientos ex situ: más trabajo en excavación, transporte y tratamiento. Es más costoso pero eficaz.

A continuación os explicamos dos técnicas: la extracción por fluidos y el tratamiento electroquímico.

Extracción por fluidos

Se trata de la separación de los residuos mediante la acción de fluido, aire o agua, depurando la zona. Se desarrollan in situ.

La aireación es uno de estos métodos, siendo de volatilización pasiva para contaminantes volátiles. Es un proceso lento y los contaminantes se devuelven a la atmósfera. Son los más baratos.

En cuanto al arrastre, consiste en la inyección de un gas para arrastrar la contaminación, usando aire y vapor de agua.

También se usa por lavado. Se inyecta agua en el suelo, se moviliza los contaminantes y se extrae o depura. Se trata, casi siempre, de una técnica in situ.

Tratamientos electroquímicos

– Migración: Movilización iónica de contaminantes a través de electricidad.

– Electroósmosis: Movilización del líquido en superficies sólidas del campo eléctrico.

– Electroforesis: Desplazamiento de partícula cargada en suspensión de líquido.

Estos son los principales tratamientos de descontaminación de suelos por residuos que conocemos, aunque hay más.