Tipos de contaminación de aguas subterráneas

Tipos de contaminación de aguas subterráneas

La contaminación del subsuelo por la actividad humana es cada vez más preocupante. El vehículo más frecuente lo constituyen las corrientes de agua generadas por el buzamiento de los estratos que trasladan los contaminantes por el subsuelo.

Con frecuencia los efectos se manifiestan a largo plazo, cuando ya resultan difíciles de combatir. Por ello, la prevención y el conocimiento de los tipos más frecuentes de contaminación resultan fundamentales para preservar el medio ambiente y sus recursos.

Contaminación industrial

Es la que más incide en las aguas subterráneas por el elevado grado de intensidad de la actividad industrial. Puede deberse a residuos directamente vertidos a cauces o al suelo y también a aguas contaminadas durante el proceso industrial que se vierten al alcantarillado. Son especialmente delicados los depósitos de combustibles derivados del petróleo.

Contaminación de la agricultura y ganadería

Se deriva del uso indiscriminado de pesticidas, fertilizantes y otros productos químicos en la superficie que se arrastran al subsuelo con las lluvias o el riego. Por las grandes superficies afectadas pueden contaminar las aguas subterráneas en gran medida.

De índole menos extendida, la concentración de los residuos de animales estabulados y granjas suponen focos importante de contaminación.

Contaminación residencial

Aunque considerada individualmente cada fosa séptica o red de saneamiento es poco importante, la proliferación de puntos afecta especialmente a las aguas subterráneas. Además, el uso residencial tiene con frecuencia elementos de acumulación de agua tales como pozos susceptibles de contaminarse por la cercanía a los focos, lo que agrava el problema.

Si bien los vertidos son inevitables, estos deben estar controlados y depurarse para evitar la contaminación del suelo. Para ello, el uso de redes separativas reduce extraordinariamente los caudales a depurar y simplifica mucho las operaciones de limpieza. La prevención mediante análisis basados en el conocimiento de las corrientes subterráneas es otro factor fundamental para lograr mantener el subsuelo en condiciones óptimas para su aprovechamiento.

imagen