Tratamiento de aguas residuales en empresas de desalado de jamón

Tratamiento de aguas residuales en empresas de desalado de jamón

Las empresas que se dedican a la comercialización de jamones saben lo importante que es el desalado de jamones. A lo largo de todo el proceso, el tratamiento de las aguas residuales resulta esencial, puesto que eliminar los residuos de sal es una tarea compleja.

En la actualidad, las empresas cuentan con equipos modernos que facilitan este lavado y desalado gracias a métodos que requieren poco gasto de agua, convirtiendo el proceso en sostenible al tratar las aguas.

La evaporación al vacío en el desalado de jamones

La evaporación al vacío de las aguas con salmuera se utiliza en el tratamiento de las aguas residuales como método altamente efectivo. El proceso está basado en un aparato compacto que protege el ecosistema, trabajando las 24 horas del día. El manejo es fácil y está diseñado para resistir la corrosión producida por la sal. La evaporación se cumple incluso con temperaturas bajas y con bajo consumo energético. Además, se deben limpiar las grasas y la sangre presentes en un separador de gravedad.

El tratamiento de aguas residuales y la concentración de sal

Los dispositivos comentados en el punto anterior logran tratar las aguas residuales y evaporan el agua produciendo concentraciones de sales dentro de un tanque de evaporación.

La precipitación originada en la concentración es más elevada que la solubilidad. Tras ello, la etapa del secado, permite la entrada de agua incluso para lograr que la sal precipitada se llegue a secar y a evaporar.

Cuando finaliza el proceso, la compuerta se abre, sacando manualmente la sal y guardándola en un área específica. De este modo, se consigue completar el desalado sin descuidar el necesario tratamiento de aguas residuales.

Por tanto, resulta indispensable que las compañías de desalado de jamones cumplan un exhaustivo tratamiento de aguas residuales en orden a no contaminar el agua del curso de ríos o canalizaciones.